Claves del delito de hurto

Delito de hurto

En esta guía completa te voy a explicar toda la información que necesitas sobre el delito de hurto: qué es, con qué penas se castiga, la diferencia con otros delitos, y mucho más.

Puedo ayudarte

Soy abogado penalista en Tenerife especialista en delitos de hurto. Si necesitas un abogado experto en Derecho Penal, contacta conmigo e infórmate sin compromiso.

Contacta conmigo

¿Qué es el hurto?

Se castiga como reo de hurto a quien, con ánimo de lucro y sin emplear fuerza en las cosas, ni violencia o intimidación en las personas, se apodere, sin consentimiento de su dueño, de una cosa mueble ajena.

De esta definición, se pueden extraer los siguientes elementos que caracterizan al delito de hurto: 

Sujeto

Será necesario que el sujeto sea el que tome la cosa. Esto lo diferencia de la estafa y de la apropiación indebida, en que es el propio titular quien lo entrega al delincuente.

Objeto

Se requiere que lo hurtado sea una cosa mueble susceptible de valoración (aunque esto incluye también los títulos de valores o documentos mercantiles o bancarios al portador).

Tiene que ser una cosa ajena. Es decir, por norma general, no se puede hurtar lo que es de uno mismo (salvo lo dispuesto en el artículo 236 como veremos en otro apartado).

Valor de lo sustraído

Para establecer el valor de lo hurtado, ha de estarse al precio de venta al público. Es decir, si se trata por ejemplo, de un teléfono móvil, que se hurta de un centro comercial, y éste le ha costado 200 euros al vendedor, pero está siendo vendido en 500; el precio para su valoración serían 500 euros.

Si por el contrario, se hurta el mismo teléfono, pero que ha sido comprado ya por una persona, es posible que tenga un valor inferior al ser un elemento usado. No obstante, en este caso, el precio equivaldrá a la suma desembolsada por la persona que lo compró, incluyendo incluso los impuestos.

Ánimo de lucro

Se requiere además que exista ánimo de lucro, ya sea propio o ajeno. Si cogemos una cosa que creemos que está extraviada, y lo hacemos para entregarlo en una oficina de objetos perdidos, no estaríamos cometiendo un hurto, pues no tenemos ánimo de lucro.

Si por el contrario, cogemos algo sin consentimiento del titular, y decidimos regalárselo a otra persona, aquí sí que habría ánimo de lucro aunque el beneficio directo no sea para nosotros. El ánimo de lucro se presume siempre, y será la defensa quien deberá probar su inexistencia si lo alega.

Ejecución

En referencia al grado de ejecución, el delito de hurto queda consumado desde que el sujeto adquiere la disponibilidad efectiva sobre la cosa, aunque se trate de una disponibilidad potencial o pasajera.

Si por ejemplo, cogemos un objeto de una tienda, traspasamos la línea de cajas y logramos caminar tres calles con el objeto antes que nos sorprenda la policía, ya se habría consumado el delito. En ese trayecto, podríamos haberlo escondido, darlo a otra persona, o destruirlo, por lo que, aunque sea durante un mínimo tiempo, hemos tenido la disponibilidad y se ha consumado el delito.

Si nos comemos un alimento dentro de una tienda, y no lo pagamos, también cometemos un hurto consumado. Sin embargo, si somos sorprendidos por el guardia de seguridad al pasar la línea de cajas, o nos persigue la policía sin perdernos de vista desde que salimos de la tienda, estaríamos frente a una tentativa (siempre y cuando se recupere el objeto).

¿Con qué penas se castiga el delito de hurto?

En referencia a las penas, existe un tipo básico, un tipo agravado y un delito leve.

El tipo básico viene regulado en el artículo 234.1 del Código Penal, que castiga con la pena de prisión de seis a dieciocho meses, a quien cometa un hurto cuya cuantía supere los 400 euros.

Cuando la cuantía sea inferior a 400 euros, la pena será de uno a tres meses de multa.

1. El que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído excediese de 400 euros.

2. Se impondrá una pena de multa de uno a tres meses si la cuantía de lo sustraído no excediese de 400 euros, salvo si concurriese alguna de las circunstancias del artículo 235. No obstante, en el caso de que el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, aunque sean de carácter leve, siempre que sean de la misma naturaleza y que el montante acumulado de las infracciones sea superior a 400 €, se impondrá la pena del apartado 1 de este artículo.

No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.

3. Las penas establecidas en los apartados anteriores se impondrán en su mitad superior cuando en la comisión del hecho se hubieran neutralizado, eliminado o inutilizado, por cualquier medio, los dispositivos de alarma o seguridad instalados en las cosas sustraídas.

Artículo 234 del Código Penal

No obstante, aunque la cuantía sea inferior a 400 euros, se impondrá una pena de prisión de uno a tres años en los casos que cita el artículo 235. Cuando concurran dos o más de estas circunstancias, la pena a imponer será de prisión en su mitad superior (de un año y seis meses, a tres años).

1. El hurto será castigado con la pena de prisión de uno a tres años:

1.º Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.

2.º Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.

3.º Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, y se cause un quebranto grave a los mismos.

4.º Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.

5.º Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.

6.º Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.

7.º Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.

8.º Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.

9.º Cuando el culpable o culpables participen en los hechos como miembros de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza.

2. La pena señalada en el apartado anterior se impondrá en su mitad superior cuando concurrieran dos o más de las circunstancias previstas en el mismo.

Artículo 235 del Código Penal

El hurto de cosa propia: ¿es posible hurtar lo que es nuestro?

La respuesta es afirmativa. Se trata del delito denominado hurto de cosa propia. Se regula en el artículo 236 del Código Penal y castiga con una pena de tres a doce meses de multa, a quien siendo dueño de una cosa mueble o actuando con el consentimiento de éste, la sustrajere de quien la tenga legítimamente en su poder, con perjuicio del mismo o de un tercero.

1. Será castigado con multa de tres a doce meses el que, siendo dueño de una cosa mueble o actuando con el consentimiento de éste, la sustrajere de quien la tenga legítimamente en su poder, con perjuicio del mismo o de un tercero.

2. Si el valor de la cosa sustraída no excediera de 400 euros, se impondrá la pena de multa de uno a tres meses.

Artículo 236 del Código Penal

Si por ejemplo, somos el dueño de un ordenador portátil, pero lo hemos prestado, alquilado o dado en comodato a alguien, y lo cogemos sin su consentimiento, estaríamos cometiendo un delito de hurto de cosa propia. La pena será inferior (multa de uno a tres meses) si el valor es inferior a 400 euros.

¿Cuál es la diferencia entre hurto y robo?

Aunque el delito de robo lo tratamos en otro artículo, la diferencia principal se encuentra en que en el robo, tiene que existir fuerza en las cosas o intimidación en las personas.

En el robo, el valor del objeto es indiferente; lo que importa es la forma en la que se coge. Si se rompe el candado de una taquilla del gimnasio, y se coge una mochila vieja que vale 5 euros, habríamos cometido igualmente un delito de robo. Da igual que la mochila cueste 5 o 500 euros. El delito de robo en este caso se comete por el uso de la fuerza.

Si un delincuente aprovecha que hemos dejado abierta la puerta de nuestra casa, entra, y se lleva nuestra consola, habrá cometido un delito de hurto, que será leve si la consola vale menos de 400 euros. Sin embargo, si para entrar a casa tiene que forzar una puerta, saltar un muro, o usa una llave falsa, siempre será un robo, independientemente de lo que cueste la consola.

Daniel Trujillo
Daniel Trujillo Gil, abogado penalista en Tenerife

Abogado especialista en derecho penal, con amplia experiencia y constante formación en la materia.

Prometo un trato cercano, dedicación, tesón y perseverancia. Tengo como objetivo principal de encontrar la mejor solución para mis clientes. Conmigo estarás en buenas manos.

Contacta sin compromiso

Concertar cita
Puedes llamarme al 633 89 14 88 o dejarme tu nombre y teléfono para que me ponga en contacto contigo.

    Al contactarnos acepta que tratemos sus datos según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos recogemos para responder su consulta, siendo la base legal nuestro interés legítimo en atender y responder a nuestros usuarios. No compartiremos sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Por qué deberías escogerme?
    Amplia experiencia
    Especialista en Penal
    Rápida respuesta
    Presupuestos ajustados
    ¿Dónde encontrarme?

    Oficina en Santa Cruz de Tenerife

    C/ San Francisco, 29, Oficina A 38002 Santa Cruz de Tenerife, Tenerife 633 89 14 88 contacto@danieltrujillo.es
    danieltrujillo.es/santa-cruz

    Oficina en San Cristóbal de La Laguna

    C. 6 de Diciembre, 26, Local 2 38202 San Cristóbal de La Laguna, Tenerife 633 89 14 88 contacto@danieltrujillo.es
    danieltrujillo.es/la-laguna
    Abrir chat
    1
    💬 ¿En qué puedo ayudarte?
    ¡Hola!

    Indícame el motivo de tu consulta para que pueda responderte.